14/6/08

Treinta y Tres.


El Círculo, el Pecado, el Trauma, la Enfermedad, el Trastorno, el Fármaco, la Sustancia, el Castigo, los Demonios, el Verdugo, la Redención.

Todos se encadenan, se relacionan directa o indirectamente, sin orden ni momento determinado.


Cada concepto con sus estímulos, causas y motivaciones.

Dónde está la Redención, si existe?

A qué precio y qué dosis?
Dónde habitan los Demonios?
Quién los libera?
Quién los lidera?

Esfera - Cristal


Escribe tu nombre con caracteres aleatorios.
Lanza al aire las líneas.
Saca conclusiones.
Niega cualquier implicación racional.
El azar es nuestra única razón.
El Orden en sí mismo es una organización fortuita del Caos.
Como caldo de cultivo es algo válido.
Las anomalías vienen con la contaminación.
Queremos definir nuestro propio concepto de Caos y eso lo convierte en lo opuesto.
Nuestros huesos son del Orden.
Nuestra carne del Caos.

11/6/08

Un Poco de Rojo.

Redhead

Existen numerosos atajos y conexiones entre la manera de plantearse los conflictos y enfrentarse a los traumas pasados, presentes, futuros o inventados.
Si intentamos representar todo esto en un organigrama o plano topográfico basado en los fármacos utilizados y oraciones gastadas, podríamos obtener un mapa preciso del infierno existente, único y verdadero, dentro de la cabeza de cada sujeto.

Próximas investigaciones aclararán la manera en la que éstos infiernos interactúan de un individuo a otro.